Razones para montar una franquicia; el negocio que ‘potenció’ la pandemia

Los números no engañan: a lo largo de los últimos 10 años, los datos de la Asociación Española de Franquicias (AEF) indican que este tipo de negocio aumentó un 30%. Esto quiere decir que, dentro del mercado minorista español, las franquicias comienzan a ser un puntal destacable con 1.381 puntos de venta en las calles españolas (al cierre de 2019). Y a lo largo del 2021 llegará un diagnóstico muy esperado: la radiografía definitiva del impacto que tuvo la pandemia en este negocio. ¿Habrán conseguido resistir? Los análisis realizados en la primera mitad del mismo 2021 apuntan a noticias positivas. 

Resiliencia y capacidad de adaptación 

Eugenia López San Segundo, responsable del departamento de Franquicias y Convenios Pymes de BBVA en España, ha subrayado en esta entrevista para El Norte de Castilla que las franquicias se han convertido desde 2008 "en una opción de emprendimiento" por la que han optado multitud de grupos de población. En pleno análisis de nuevas oportunidades, el paso del tiempo parece certificar que este modelo de negocio ha resistido el impacto del coronavirus con una nota alta. 

Los números, de nuevo, ofrecen una visión bastante cercana a la realidad: el BBVA, por ejemplo, ha confirmado que en 2020 la financiación a franquiciados se ha duplicado con respecto al año anterior. 

A nivel internacional, los datos ya de 2021 revelan que hay 307 franquicias españolas en suelo extranjero, una cifra menor que en otros años, aunque la explicación a este punto no se encuentra solo en el COVID, sino también en los procesos de fusión que ha vivido el sector. Todo apunta a que la progresiva vuelta a la normalidad nos devolverá las cifras de inversión de épocas precedentes y, al menos desde el punto de la internacionalización, todo apunta a una gran evolución. 

¿Por qué montar una franquicia? 

Sobrevivir, o al menos mitigar, al impacto del COVID-19 ya debería ser una razón de peso. No obstante, resulta evidente que no es la única. Para los expertos destaca un punto en concreto: ir de la mano de una marca conocida representa una de las principales ventajas de montar una franquicia. De esta forma, se evita gran parte de la incertidumbre derivada del propio emprendimiento: trámites iniciales, puesta en marcha etc.

Importante: emprender y empezar el camino de la mano de una franquicia puede sonar muy bien. Pero debe ser un proceso meditado. En ocasiones, tal y como nos cuentan en este artículo, es mejor darle también una vuelta a los motivos por los que NO deberías montar una.

Si lo tienes claro, ahora llega otra noticia: elegir una franquicia puede suponer hacer de tu pasión una forma de vida. Y es que, recuerda, el sector seleccionado debe apasionarte e incluso tener cierta experiencia. En tus manos estará hacerla crecer con el tiempo, aunque siempre tendrás por detrás el respaldo del franquiciador, que pondrá a tu disposición todo su arsenal de herramientas y conocimiento. Si todo va bien, se creará una relación bastante potente entre ambas partes. 

Menos riesgos para un franquiciado

Iniciar el camino del emprendimiento, como decimos, no es sencillo. Alumbrar una empresa es una tarea compleja y no exenta de contratiempos. Un altísimo porcentaje de los negocios emprendidos por cuenta propia no logra sobrevivir con el tiempo, un extremo radicalmente diferente si optas por ser franquiciado. Te ponemos varios ejemplos prácticos: 

  • Con Ambiseint la inversión es muy reducida
  • No necesitas pensar en el local comercial. 
  • Los gastos de personal y de explotación son mínimos.
  • Y el ratio de clientes potenciales es elevadísimo ya que nos dirigimos a un sector muy amplio. Casi cualquier negocio es susceptible de necesitar los servicios de una empresa de marketing olfativo (tiendas de ropa, centros comerciales, hostelería, salones de juego, etc.) 

En nuestro caso, estamos hablando de un negocio probado, con fabricación propia y experiencia, un punto que siempre deberías comprobar cuando analices las posibles opciones para abrir este tipo de negocio. 

Asistencia, publicidad y un producto de garantías 

No empezar desde cero, tener la asistencia del franquiciador y requerir una inversión inicial reducida son argumentos que forman parte del catálogo de motivos fundamentales por los que montar una franquicia puede ser todo un éxito. Aunque no son las únicas cartas que podemos poner sobre la mesa.

¿Has escuchado hablar de la rentabilidad? Abrir una franquicia aporta un nivel de rentabilidad reseñable que no se logra a corto plazo, pero sí a medio. La clave es hacer crecer el negocio y, de nuevo volviendo a nuestro caso particular, estamos convencidos de que podemos lograrlo juntos. Es más, te garantizamos por contrato la recompra de la inversión en caso de que el negocio no cumpla tus expectativas.

¿Te han convencido las potentes razones que existen para montar una franquicia y comenzar con tu propio negocio? Entonces ha llegado el momento de que te pongas en contacto con nosotros y empecemos a pensar en cómo llevar la tuya al éxito. 

Contacta con nosotros

Tipo de cliente:

Ver Política de privacidad

¡Suscríbete!

No te pierdas las últimas novedades de nuestro blog.