Cómo higienizar o desinfectar superficies con alcohol

La correcta desinfección de superficies y de utensilios con alcohol es uno de los asuntos cruciales en la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, más conocido como coronavirus. La higiene y la limpieza pueden suponer un gran factor protector frente a esta pandemia, pero ¿qué productos son los más adecuados? ¿Cómo los aplico? 

En este post te explicamos cómo desinfectar o higienizar superficies con alcohol de la manera correcta y os ofrecemos una serie de productos que facilitarán esta tarea.

En el hogar, existen espacios que necesitan una inmersión en profundidad por ser considerados focos de infección como la cocina y el baño. Por eso, su limpieza debe ser exhaustiva. En este sentido, la lejía y el amoníaco son dos básicos indispensables en cualquier hogar y que cumplen la función de desinfectantes y están al alcance de todos en cualquier supermercado.  

Los secretos del alcohol 

Es conveniente utilizar este producto para la desinfección de objetos personales como gafas, teléfonos fijos y móviles, llaves, mandos a distancia, teclados de ordenador, manillas o telefonillos. Sin duda, los grandes olvidados de la limpieza cotidiana. 

Se pueden desinfectar con alcohol de 70º, pero ¿cómo lo preparo si el que suele tener en casa cualquier persona es el habitual para desinfectar heridas? Es decir, el de 96º. El truco radica en seleccionar 70 ml de alcohol de 96º y rellenar con agua preferiblemente destilada hasta 100 ml (ten en cuenta que el agua del grifo contiene cloro, aunque si no tienes destilada, puedes usarla). Para concluir, debes cerrar el bote y darle la vuelta varias veces para mezclarlo bien.

Cuando hablamos de alcohol de 96ºC nos referimos a que el porcentaje de alcohol es del 96% y el de agua de un 4 %.

Alternativas para la higienización

Debido al desabastecimiento de alcohol y de otros desinfectantes que se está produciendo estos días en algunos puntos, se están buscando alternativas como utilizar bebidas alcohólicas de alta graduación, perfumes de uso corporal (suelen contener hasta un 80 % de alcohol) e incluso ambientadores y otros productos de limpieza; pero eso sí, nos tenemos que asegurar del porcentaje de alcohol que tienen.

Los productos de Ambiseint tienen una alta concentración de esencias, así como un alto porcentaje de alcohol para asegurar su difusión en el ambiente con mayor homogeneidad. 

En Ambiseint también contamos con un preparado hidroalcohólico líquido, mezcla de alcohol etílico e isopropílico al 70% con agua desionizada. Se trata de un producto ideal para la elaboración de ambientadores, perfumes y limpiadores, que en estos momentos se demanda por sus aplicaciones de limpieza e higienización de superficies, dadas las propiedades del alcohol.

Además, dentro de nuestra línea Clean contamos con una amplia variedad de aromas frescos idóneos para su aplicación en espacios sanitarios, capaces de transmitir sensación de limpieza y con un alto poder neutralizador. Son olores cítricos, frutales y herbales que, además, contribuyen a la hora de transmitir un efecto agradable en cualquier espacio. 

Gracias a su pulverizador, nuestra mezcla de alcohol de un litro puede ser una opción cómoda y accesible para rociar fácilmente tanto las superficies de la casa como el calzado y los objetos que entramos de la calle.

Pasos de la desinfección al llegar a casa

No se conoce ningún sistema completamente efectivo para erradicar el virus al 100%, pero se recomienda seguir unos protocolos para minimizar los riesgos. Cada vez que salgamos a la calle estaremos en contacto con lugares por los que ha podido pasar un gran número de personas, por lo que llevar a cabo un buen protocolo de limpieza al regresar a casa será fundamental. 

Y no nos referimos tan solo a lavarnos las manos. Hay mucho más que podemos hacer para garantizar nuestra seguridad y la de los nuestros

  1. Nada más llegar a casa, deberemos seguir una serie de sencillos pasos como son: quitarnos los zapatos antes de entrar y rociarlos con alcohol u otro desinfectante, desvestirse y poner la ropa a la lavadora y dejar todos los elementos que hemos llevado con nosotros –cartera, llaves, teléfono- en una caja. Con los tejidos, precaución si se usa lejía. No olvidar la parte inferior de objetos como bolsas, que no debemos apoyar en el suelo.
  2. Del mismo modo, evitaremos tocar ningún elemento de la casa hasta lavarnos las manos y desinfectarnos. En cualquier caso, es preferible darse una ducha.  Además, tiraremos a la basura cualquier recibo o elemento del exterior que hayamos llevado a casa. En caso de llevar bolsas de plástico o papel también nos desharemos de ellas, mientras que lavaremos las de tela. 
  3. Procederemos a desinfectar todas las zonas que han estado en contacto con las compras, como encimeras, mesas o suelo de la cocina. No es posible lograr una desinfección total, pero, al menos, disminuiremos todo lo posible el riesgo de contagio.
  4. En cuanto a la gestión de residuos, se recomienda el uso de un contenedor con tapa automática y una bolsa de basura con cierre. Durante el tiempo que dure la situación es preferible ubicar los residuos en una zona más o menos retirada y bajarla con asiduidad y siempre con guantes que tiraremos una vez eliminados. Además, nos lavaremos las manos según las recomendaciones indicadas por Sanidad. 

Junto al lavado frecuente de manos, el distanciamiento social o el uso de mascarilla, este protocolo forma parte de algunos hábitos que han venido para quedarse, al menos, por un tiempo.

Contacta con nosotros

Tipo de cliente:

Ver Política de privacidad

¡Suscríbete!

No te pierdas las últimas novedades de nuestro blog.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí