¿Cómo se crea un aroma corporativo?

¿Qué factores tenemos en cuenta al crear un aroma corporativo?

¿Recuerdas esa sensación de entrar a un comercio y pensar que te gustaría que ese aroma te acompañara siempre? El aroma corporativo es una poderosa herramienta para que mejorar la experiencia del cliente en la tienda, reforzar la identidad de marca y, por supuesto, diferenciarte de la competencia.

El Marketing Olfativo nos permite aumentar el tiempo de permanencia de los consumidores en un entorno agradable y, por tanto, conseguir que incrementen el gasto. En su búsqueda por aportar un valor único, muchos de nuestros clientes optan por confiarnos la creación de su propio aroma corporativo.

En este artículo te contamos cómo es el proceso de nuestra consultoría de Marketing Olfativo. ¿Te unes a nuestro efecto mariposa?

5 puntos básicos para crear un odotipo

En la búsqueda de un aroma corporativo que consiga hacer vivir una experiencia única tenemos en cuenta diversos factores:

Público objetivo

Como en toda estrategia de marketing, debemos conocer bien el público objetivo para establecer el aroma más idóneo. Por eso, como paso previo a la elaboración del odotipo, el equipo de Ambiseint delimita junto con el cliente el público al que se van a dirigir.

El planteamiento no será el mismo si es una tienda a la que acuden los niños con sus padres, una boutique exclusiva, un comercio para jóvenes inconformistas, una tienda de ropa masculina… Por eso, el primer paso es preguntarnos a quién nos dirigimos.

En un cuestionario, recabamos los siguientes datos del cliente ideal:

  • Aspectos demográficos: edad, sexo, nivel de estudios…
  • Nivel sociodemográfico: nivel de ingresos medio.
  • Aspectos psicográficos: personalidad, estilo de vida, sistema de valores…

Un concepto de comunicación

Generalmente, el eslogan de la marca nos ayudará a comprender mejor el concepto de comunicación que debe transmitir también su perfume.

¿Recuerdas el “Impossible is nothing» (Adidas), el «Despierta a la vida» (Nescafé) o el «Piensa en verde» (Heineken)? El aroma corporativo también tendrá que ir alineado con la marca.

Además del eslogan, es interesante conocer los adjetivos que mejor describen el concepto de comunicación de la marca. Con estos ejemplos se entiende mucho mejor:

  • Aventura
  • Seguridad
  • Libertad
  • Autenticidad
  • Lujo
  • Familia
  • Diversión
  • Transgresión
  • Tradición…

La identidad corporativa

¿Cuáles son las características, valores y creencias que definen a la marca? Una vez determinado el concepto de comunicación, continuamos indagando con el resto de identidad corporativa. Un documento muy útil para acercarnos a esta identidad es el libro de marca del cliente, si dispone de él.

También es de gran ayuda conocer los gustos personales del cliente en cuanto a familias aromáticas: notas amaderadas, especiadas, cítricas, frutales, herbales, orientales, dulces, frescas, aromas a limpio… o incluso si le gustaría que nos inspirásemos en algún perfume conocido del mercado.

Código cromático y materiales predominantes

No debemos olvidarnos del código cromático de los establecimientos (combinación de colores para representar un contexto) y de los materiales predominantes en el lugar a aromatizar (madera, metal, bronce con estilo industrial…). Es especialmente interesante prestar atención a la entrada y a los principales lugares del establecimiento o las tiendas.

El espacio

Finalmente, tenemos que saber el número de establecimientos, su tamaño y su localización. ¿Está en el centro o en las afueras de la ciudad? ¿Es un gran espacio o un pequeño comercio? El estudio del espacio nos ayudará también en una fase futura, en la que determinaremos el sistema de aromatización para impregnar el lugar del odotipo creado.

No es lo mismo una oficina que una nave industrial un avión o un barco. De hecho, en materia de aromas, existen algunos rasgos comunes según el tipo de negocio.

Fases en la creación de un aroma corporativo

¿Cuál es el viaje que sigue el aroma corporativo desde su concepción hasta la instalación en los establecimientos?

Selección del aroma en función del concepto de comunicación que se pretenda transmitir

Como hemos visto previamente, el concepto de comunicación, el público objetivo, la identidad corporativa, el código cromático, el espacio y, por supuesto, los gustos de los responsables de la marca tendrán mucho que ver en esta selección. Con toda esta información, nuestro equipo de laboratorio comenzará a crear el perfume idóneo para transmitir a la perfección los valores de la marca.

Trabajamos con más de 10.000 referencias olfativas que nos permiten crear un número ilimitado de exclusivos aromas. La gran mayoría de nuestros productos están fabricados en España y garantizamos un exhaustivo control de calidad y un precio inmejorable al evitar gastos de logística, aranceles e intermediarios.

Estudio del espacio y del tipo de sistema de difusión que se instalará

Dentro de los sistemas de difusión, trabajamos con pulverizadores (eficaces y sencillos) y con nebulizadores (aromatización total y sutil mediante partículas secas de aroma que no mojan ni manchan).

Colocación de difusores

¡Todo listo! Nuestro equipo técnico se encargará de instalar los difusores en los locales. En muchas ocasiones el aroma corporativo sirve para aromatizar todos los establecimientos de una marca, todos los hoteles de una cadena, las oficinas de una empresa distribuidas por todo el país… Gracias a nuestra presencia en toda España, el siguiente paso, el mantenimiento y cargo de recargas, es posible en tantas sedes como cuente el cliente.

Servicio integral (mantenimiento y cambio de recargas)

De forma mensual o con la periodicidad necesaria en cada caso, nuestro equipo técnico se traslada a los espacios para realizar el mantenimiento de los difusores y cambiar las recargas. Esto forma parte del servicio integral, que busca que los propietarios no se tengan que preocupar de nada más que disfrutar siempre de un aroma fresco y efectivo.

Productos adicionales

Uno de nuestros mayores orgullos es cuando nuestros clientes con odotipo nos comentan que la reacción al entrar de muchos de sus clientes, es decir: “¡Qué bien huele! ¿Dónde puedo comprar vuestro aroma?”. Tanto es así, que muchos de ellos nos encargan productos personalizables con el aroma corporativo. ¿Imaginas introducir tu aroma, es decir, tu marca, en casa de tus clientes?

¿Te gustaría que te contáramos más sobre nuestro trabajo en la creación de odotipos? Estaremos encantados de atenderte, contáctanos sin compromiso.

Comparte esta entrada: